Un éxito sin espejismos

Las cifras abruman a cualquiera. Cuatro amigos de Elche (Alicante) de menos de 30 años crearon, hace dos, la marca de gafas Hawkers. En su primer año de actividad, 2014, facturaron 15 millones. Una cifra que prevén superar cuando cierren 2015 y alcanzar los 40 millones vendiendo más 1,6 millones de gafas. En los últimos 12 meses han abierto mercado en Australia (en tres meses facturaron un millón de euros), han pasado a ser 75 trabajadores en Alicante; 20, en Los Ángeles y cuatro, en Hong Kong, y se han convertido en patrocinadores de Los Angeles Lakers. Quienes piensen que el éxito viene dado por los contactos, es que no conocen la historia de esta marca.

Tras un intento fallido de crear una plataforma de compraventa parecida a Wallapop, empezaron a distribuir gafas de sol de la marca estadounidense Knockaround. “Llegó un momento en que éramos más grandes que ellos, ni siquiera eran capaces de proveernos de las gafas que les pedíamos”, cuanta David Moreno, uno de los fundadores de Hawkers. “Empezamos a tener la necesidad de controlarlo todo: la producción, la imagen, la programación y la atención al cliente”. Así que una noche “muuuuy larga” de 2013, los hermanos David y Álex Moreno, Iñaki Soriano y Pablo Sánchez se sentaron en una mesa y no se levantaron hasta que tuvieron su empresa creada. El primer paso fue buscar por Internet fabricantes en China para hacer sus gafas lo más asequibles posible (rondan los 30 euros). “Soy un gran defensor de China, no me escondo a la hora de decir que fabricamos en ese país. Aunque muchas veces tiene una connotación negativa, en el fondo depende de ti la calidad”, explica Moreno, a la vez que resalta que las alpargatas de su firma Miss Hamptons están hechas en Elche.

Noticia completa en El País

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *