Pimesa aparca la comercialización de Elche Campus Tecnológico hasta septiembre por la pandemia

Durante el primer trimestre del año, el medio municipal Pimesa, encargado de promover Elche Campus Tecnológico, tenía un calendario de foros para comercializar y presentar el proyecto innovador que se implantará en el Parque Empresarial, además de estar en contacto con diversas compañías interesadas en instalarse en el mismo. Sin embargo, tras la paralización del país y un paréntesis económico que ha durado tres meses, se va a dejar la promoción comercial en punto muerto hasta después del verano.

Desde la sociedad municipal entienden que ahora es momento de reactivar la economía y que intentar vender el proyecto ahora no procede, ya que muchas empresas está en pleno proceso de desescalada, sea a través de reincorporación de la plantilla en ERTE, como de posibles nuevos planteamientos tras varios meses de parón económico, como de tener que dar un paso atrás en iniciativas previstas. Así que por el momento no se va a realizar ninguna política comercial activa, ni búsqueda de inversores, como se estaba haciendo antes de la pandemia. Queda todo relegado hasta después del verano. Desde Pimesa creen que es lo que se hace con esta decisión es adaptarse a la realidad empresarial.

A la espera de que la economía mejore

Por el momento se están centrando en ayudar a los clientes actuales en la medida en la que se puede, además de seguir con la construcción del tercer bloque de San Antón y el propio Campus Tecnológico; ambas obras tan solo paralizadas durante el paréntesis de las actividades no esenciales en Semana Santa. Eso sí, aseveran que “se ha visto que la tecnología era una buena apuesta, el sector de la innovación saldrá bien parado tras la pandemia”, relatan.

Asimismo, apuntan desde Pimesa que se podría plantear comercializar ya si el producto, en este caso el primer inmueble del Campus —el segundo está reservado para la UMH—, estuviera acabado, “pero hay que esperar a que se reactiven los sectores y exista un ambiente empresarial más favorable, para invertir hay que despejar la incertidumbre, y ahora mismo apenas se está invirtiendo en suelo o en activos”.

Ante una crisis de la demanda y recesión como la que se prevé, prefieren mantenerse en la prudencia y no hacer esfuerzos que ahora mismo pueden caer en balde. De hecho, cerraron las conversaciones con las firmas interesadas en instalarse hasta que vuelva a recuperarse cierta normalidad económica, por lo que dentro de lo que cabe, Pimesa tiene la ‘suerte’ de que no tiene los inmuebles acabados ante una situación de parálisis. Que estén aún en construcción le da cierto margen para que el mundo empresarial e inversor tome oxígeno y se pueda volver a hacer girar la rueda. Ambos edificios siguen aún en fase inicial de su edificación.

alicanteplaza.es

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *