El Parque Empresarial incluirá en su ampliación un gran bulevar con conexión a un carril ciclista

La ampliación de Elche Parque Empresarial incluirá la construcción de un gran bulevar en los más de 500.000 metros cuadrados que se ganarán una vez que se expanda el enclave industrial. El objetivo es dar continuidad al bulevar principal que ya existe y, de paso, que sirva de enlace con uno de los principales accesos, la CV-86. Así está reflejado en el estudio de movilidad realizado de cara a la tramitación de la ampliación como una de las propuestas de mejora que tendrá en cuenta el Ayuntamiento y la empresa municipal Pimesa. De este modo, los técnicos han requerido que el vial que conectará la Vía Parque con los sectores a desarrollar tendrán que tener cuatro carriles hasta conectar con una primera rotonda interna y, a partir de ahí, construir un bulevar que permita acceder a unos viales de servicio, así como al estacionamiento.

Y es que atender a las necesidades del tráfico será una cuestión clave, una vez se haga realidad la ampliación del polígono, prevista para el próximo año. Tanto es así que se estima que, cuando el nuevo sector esté a pleno rendimiento, se generen algo más de 7.700 desplazamientos de vehículos privados. Una cifra notable si se tiene en cuenta que, tal y como está ahora el Parque Empresarial, el volumen del tráfico en ese punto asciende ya a 22.476 vehículos, lo que supondrá que cada día pasen por esa rotonda más de 30.000 coches. No obstante, pese a esa previsión de que se dispare el número de vehículos, los informes apuntan a que la principal rotonda de acceso por la Vía Parque está hoy por hoy capacitada para absorber ese futuro volumen de tráfico.

Detrás de estas cifras de movilidad está también el alcance que tendrá la ampliación en cuanto a los puestos de trabajo que van a crearse. De hecho, el informe de movilidad realizado para el Ayuntamiento ya prevé que, al menos, el centro logístico que se pondrá en marcha atraiga a un total de 650 trabajadores y 110 camiones al día. Todo ello además de los empleos que generen las siete otras zonas que tendrán dimensiones más reducidas y que se destinarán para uso industrial y terciario, junto las oficinas. Lo que está por definir todavía, y a eso no hace mención el estudio, es si, finalmente, Tempe va a cerrar un acuerdo con el Ayuntamiento y el Consell para ampliar sus instalaciones con la expansión del parque, lo que supondría crear un millar de puestos de trabajo.

De cualquier manera, por lo pronto, tal y como refleja el estudio de movilidad, el repunte destacado de trabajadores que va a absorber el enclave industrial también requerirá medidas como la conexión cicloviaria del parque. De hecho, nuevo bulevar que estructurará el nuevo sector contará con un carril bici que permitirá la conexión de la infraestructura existente con los nuevos sectores a desarrollar. Es más, deberá existir infraestructura de estacionamiento para bicicletas en el ámbito de actuación.

Además de este medio de transporte, los técnicos plantean otras propuestas para tratar de reducir el uso del vehículo privado, predominante en el parque. Como ejemplo, apuntan a que las compañías que se asienten debería analizar la viabilidad de implantar un sistema de transporte de empresa, lo que disminuiría el impacto del tráfico en las horas de cambio de turno de trabajo. También sugieren otras iniciativas, incluso a la directiva de Elche Parque Empresarial, como el desarrollo de una aplicación móvil para fomentar que los trabajadores compartan coche cuando les coincidan horarios.

Otra de las características del bulevar proyectado con la ampliación será la apuesta por los espacios verdes y ajardinados, además de seguir con la misma línea que ya presentan otras infraestructuras similares levantadas en el resto del parque.

diarioinformacion.com

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *