La actividad industrial se retoma a medio gas en Elche

La vuelta a la actividad industrial de actividades no esenciales y la construcción durante la jornada de hoy, tras el levantamiento de la suspensión de la actividad por parte del gobierno, se está produciendo a medio gas en las principales áreas industriales de la ciudad. Tras dos semanas de hibernación económica, llega el momento de reestructurar la actividad y reorganizar la actividad para ver de qué manera “se puede volver a trabajar siguiendo las medidas de seguridad” impuestas por el Gobierno. Así lo asegura Beatriz Serrano, secretaria general del Círculo Empresarial de Elche y Comarca, CEDELCO. De hecho, “prácticamente todas las llamadas que estoy recibiendo durante la mañana de hoy están enfocadas a cómo conseguir Equipos de Protección Individual (EPIs), como mascarillas, para poder garantizar la seguridad de los trabajadores, ya que los empresarios son los primeros en querer cumplir esas medidas para poder retomar la actividad cuanto antes, y muchos no lo harán hasta que se pueda garantizar la seguridad”, señala.

Las empresas que han retomado la actividad lo han hecho con menos empleados de lo habitual. “Estos primeros días va a ser un poco de tanteo”, señala Serrano, al menos en la industria. En la construcción “si parece que hay cierta normalidad”, y las mayores dificultades están en la obtención de material que, con el retorno a la actividad, se irá solucionando en unos días.

Desde el Parque Empresarial de Torrellano, su directora de gestión, Raquel Rosique, señala que “las grandes empresas de calzado continúan cerradas, y calculamos que han vuelto el 60% de las empresas, aunque con menos empleados y estos primeros días muchos han abierto para reorganizarlo todo y ver de qué manera se puede empezar a funcionar, si tienen o no pedidos, materiales, pueden reabastecerse€ Hay muchas menos empresas y, las que hay, con menos trabajadores”, señala. No obstante, esperan que tras los primeros días de contacto pueda incrementarse la actividad a finales de esta semana o durante la que viene, hasta “equipararse a la de después de la primera declaración de estado de alarma el 14 de marzo”, ya que las tiendas, restaurantes y otros servicios de venta al público, otra parte importante de la actividad del polígono, permanecerá igualmente cerrada.

El problema de la industria textil, señalan desde Avecal, es que “con las tiendas cerradas no se le puede dar salida al producto que se fabrica y, cuando se reanude el comercio, veremos cómo responde el consumidor, porque la moda es un sector muy sensible a cualquier crisis”, afirma Marian Cano, presidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado.

La Policía Local, Nacional y Protección Civil han repartido esta mañana en las principales estaciones de la ciudad mascarillas para aquellos que cogen el transporte público para ir a trabajar, pero hay muchas personas que utilizan su vehículo particular -de hecho es lo que recomiendan las autoridades para evitar aglomeraciones-, que no han podido adquirir mascarillas ante la escasez en las farmacias, y los empresarios tampoco encuentran dónde comprarlas.

diarioinformacion.com

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *