Daily Archives: 1 April, 2020

IMED Hospitales prueba con éxito una pieza que permite duplicar la capacidad de los respiradores de UCI

respiradores con pieza bifurcadora para atender dos pacientes

El Hospital IMED Levante de Benidorm ha probado con éxito una pieza producida con impresoras 3D que permite duplicar la capacidad asistencial de los respiradores al bifurcar los tubos de exhalación e inhalación mediante los que funcionan este tipo de aparatos. El objetivo de esta iniciativa es ampliar los recursos disponibles para la atención de pacientes ante la situación de crisis sanitaria que vive nuestro país, originada por la Covid-19.

El colectivo “Encuentros Empresariales” ha sido el impulsor de esta iniciativa que ha contado con la participación de diversas empresas de La Marina Baixa (Alicante), que de manera organizada han producido esta pieza mediante impresoras 3D.

Al aplicar esta pieza bifurcadora en forma de uve, cada respirador podría atender a dos pacientes de manera simultánea, pudiendo duplicar la capacidad asistencial de las UCIs ante la crisis del Coronavirus. Los dos pacientes intubados al respirador deberán presentar el mismo estadio de ventilación ya que la presión y concentración de oxigeno que reciban será la misma.

Un colectivo dispuesto a ayudar

“Encuentros empresariales” es un colectivo de pequeños empresarios de la Marina Baixa que ante la crisis sanitaria de la Covid-19 decidieron poner en marcha sus recursos para ayudar a los centros sanitarios que están recibiendo el impacto del virus.

Después de empezar realizando protectores faciales con el mismo sistema de impresión 3D, comenzaron a desarrollar este proyecto en colaboración con el Hospital IMED Levante de Benidorm. En a penas pocos días, han conseguido desarrollar e imprimir con éxito esta pieza que permite duplicar la capacidad de atención en las UCIs.

imedhospitales.com

CaixaBank y la firma ilicitana A Puntadas se alían para distribuir mascarillas entre colectivos vulnerables

La entidad financiera está en contacto y estableciendo colaboraciones económicas con las diferentes concejalías de Bienestar Social de los ayuntamientos de Castellón, València y Alicante para facilitar en lo posible el alojamiento de las personas sin hogar. En este sentido, por ejemplo, se está colaborando con el Ayuntamiento de València que ha adecuado tres polideportivos en la ciudad (El Carmen, Benicalap y Cabañal) con este fin y donde se proporcionan kits de aseo personal, manutención y alojamiento. También se colabora con el Ayuntamiento de Castellón que ha habilitado un albergue en la Avenida Benicasim con este mismo fin.CaixaBank, a través de su Acción Social y en colaboración con la Fundación Bancaria La Caixa, desarrolla diferentes acciones de apoyo a los colectivos más desfavorecidos de la Comunidad Valenciana para paliar parte de los efectos de la pandemia del coronavirus.

Por otro lado CaixaBank y su red de oficinas, están contactando y gestionando diferentes colaboraciones, a través de la Obra Social La Caixa, con multitud de entidades sociales de la Comunidad Valenciana para detectar necesidades especiales del momento y tratar de ayudar en las acciones que están llevando a cabo en esta situación crítica. En este marco, se está colaborando con diferentes bancos de alimentos y comedores sociales de la región como el Banco de Alimentos de la Comunidad Valenciana, el de Torrent o el de Alzira, entre otros, que durante estos días han intensificado el reparto de alimentos de primera necesidad entre la población con menos recursos ya que están recibiendo un incremento considerable de usuarios.

Destaca la colaboración con la empresa social A Puntadas de Elche para suministrar mascarillas a diferentes albergues. A Puntadas, que lleva a cabo un programa de reinserción de mujeres en riesgo de exclusión que gestiona un taller de confección textil para facilitar su incorporación a la vida laboral, se está dedicando en estos momentos exclusivamente a la confección de mascarillas no quirúrgicas. CaixaBank, a través de la Obra Social La Caixa, colabora para que se sirvan más de 2.000 unidades a diferentes entidades sociales como los albergues de los ayuntamientos de Castellón y València, la Casa de la Caridad de València, el Comedor Social San Gabriel de Alicante, San Juan de Dios de València o Cáritas Alicante, entre otras.

También se han establecido multitud de líneas de colaboración con un gran número de entidades sociales como la Asociación de Amigos de la Calle de Valencia, que reparten comida caliente todas las noches a las personas sin hogar; la Casa de la Caridad de Valencia, que envían kits de alimentación para los niños de familias en exclusión social que estos días no pueden asistir a su guardería y además han alojado a 80 personas en cada uno de los sus dos albergues lo que supone un incremento importante en alimentación y personal; o Cáritas Diocesanas Orihuela-Alicante, que gestionan albergues y bancos de alimentos con un importante incremento de usuarios estos días. Asimismo, se colabora estrechamente también con entidades sociales que gestionan viviendas donde residen menores tutelados que tienen problemas para realizar las compras por lo que se les suministrará durante un mes la comida a través de un catering.

Por otra parte, la Asociación de Voluntarios de La Caixa, entidad que canaliza el voluntariado corporativo de CaixaBank y de la Fundación La Caixa, y que cuenta con miles de adheridos que ejercen el voluntariado durante todo el año, ha puesto en marcha varias iniciativas de voluntariado online para continuar con su labor de apoyo a los colectivos más vulnerables en la situación actual provocada por el coronavirus. En la Comunidad Valenciana se están llevando acciones con entidades sociales como la denominada “Léeme un poquito”, consistente en la grabación de audios por parte de los voluntarios con poemas, cuentos, relatos o fragmentos que contienen mensajes positivos y esperanzadores, y que se transmitirán a través de la asociación Amics de la Gent Major a las más de 200 personas mayores usuarias de esta entidad social.

La Acción Social, uno de los pilares del Plan de RSC de CaixaBank
Gracias a su capilaridad territorial, la red de oficinas de CaixaBank puede apoyar a la Fundación Bancaria La Caixa en su labor social, detectando necesidades de entidades sociales locales y canalizando una parte de su Obra Social. La colaboración entre ambas instituciones hace posible que miles de pequeñas y medianas entidades sociales solidarias puedan acceder a ayudas económicas para sacar adelante sus proyectos. Cada año, más de 10.000 proyectos reciben, en conjunto, unos 44 millones de euros.

La Acción Social es uno de los pilares del Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de CaixaBank dentro de su modelo de banca socialmente responsable. Además de la distribución de ayudas económicas de la Fundación Bancaria La Caixa, Acción Social promueve el voluntariado de los empleados de CaixaBank organizando Semanas Sociales, a las que se adhiere cerca de la mitad de la plantilla; impulsa su participación en cientos de talleres de educación financiera; y organiza la recogida anual de millones de litros de leche con destino al Banco de Alimentos.

diarioinformacion.com

Los cohetes de PLD despegarán de la Guayana

Después de una primera prueba de motor en un lanzamiento suborbital en su planta de Teruel, la compañía ilicitana PLD Space trabaja para operar en tres “espaciopuertos” desde los que despegarán sus cohetes, el primero, la Guayana francesa. Los gobiernos español y galo colaboran en este proyecto que abre la fase de comercialización de la empresa.

-En su sector, ¿predomina la iniciativa privada o más bien tienen importancia las instituciones públicas?
– Justo ahora estamos viviendo lo que se llama la comercialización del espacio o el “New Space”. El sector espacial nace digamos eminentemente institucional, cuando los gobiernos desarrollan una carrera espacial que todos conocimos, la que vivió Estados Unidos contra la Unión Soviética en los años 50 y 60, y ahora estamos en el momento en que utilizar un cohete es la manera natural de un medio de transporte más, algo que empieza con fuertes inversiones públicas y luego acaba desarrollándose. Cada vez hay más operadores que comercializan estas plataformas espaciales, algo que parece de ciencia ficción, pero que ya estamos viendo. Hay muchas compañías privadas y sigue habiendo un papel importante de las instituciones públicas.

– ¿Les interesa la compra pública innovadora?
– Sí, nuestros clientes principalmente son empresas privadas, aunque van a poder ser también las instituciones, las agencias espaciales, los gobiernos, para muchas cosas cotidianas, necesitan infraestructuras para previsiones meteorológicas, catas, comunicaciones… Por ejemplo, los mercados financieros necesitan tecnología espacial para sincronizar los relojes de la Bolsa.

– El fichaje de Pablo Gallego, mission manager de la compañía SpaceX (en Silicon Valley), ¿responde a esta etapa de comercialización?
– Como en toda empresa, la actividad comercial es lo más importante al final. Yo estoy en la parte de desarrollo de negocio y es un reto apasionante. De la misma forma que para cumplir con los hitos tecnológicos tenemos el mejor equipo de ingenieros, para vender también tenemos a nuestro equipo comercial, porque vender servicios de acceso al espacio no es como comprar un tique en la web de Ryanair, sino que tiene una complejidad técnica importante y contamos con Pablo Gallego, que fue mission manager en la empresa americana SpaceX y el mercado americano de satélites pequeños –al que nos dirigimos– es muy importante, hay que empezar a avanzar comercialmente al otro lado del Atlántico.

– También aspiran a controlar toda la cadena de producción.
– Una de las ventajas competitivas es disponer de toda la tecnología que es necesaria para dar este servicio de transporte al espacio. Ser los propietarios de motores, estructuras –en parte–, también de la electrónica de vuelo porque la desarrolla un socio nuestro, GMV, multinacional del sector, o incluso de los aviones, eso nos da mucha ventaja también en la aerolínea, para reducir costes y mantenernos independientes. Tenemos competidores que compran o subcontratan el desarrollo de sus motores y dependen todo el tiempo de sus proveedores, nosotros las tecnologías clave las tenemos internalizadas y cuando la escala de negocio lo permita y lo justifique tendremos fabricación en casa.

– ¿Tienen previsto contar con proveedores cercanos, de la Comunitat Valenciana?
– Nuestra cadena de suministros es internacional, Suiza, Austria, Francia o Estados Unidos, en toda la parte de componentes espaciales, aunque tenemos en nuestro país un punto importante, sobre todo, metálico y de material compuesto, en España incluso somos una potencia, algo bastante desconocido. En sectores como automoción, matriceros, aeronáutica, les ayudamos a incorporar los procesos que a nosotros nos hacen falta.
De hecho, la industria espacial es de las pocas que revierte la inversión: cada euro genera diez euros a las empresas que participan. No solo la directa, sino la indirecta: talento que ha vuelto, la mayoría de nuestro equipo es nacional y casi todos los hemos traído de vuelta desde el extranjero y se pueden desarrollar profesionalmente aquí.

– Es uno de los hándicap que se señalan con frecuencia aquí, el problema de retener el talento. ¿Cómo lo están consiguiendo? ¿Con qué argumentos?
– El proyecto es suficientemente atractivo para cualquier ingeniero u otro tipo de profesional.

Puedes leer la entrevista completa en la REVISTA Economía3