PLD Space evaluará la viabilidad de ubicar un puerto espacial en España

Elche ha entrado en la primera división de la liga espacial de la mano de la empresa PLD Space, una vez que la Agencia Espacial Europea ha seleccionado a la firma del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH) para estudiar servicios de lanzamiento al espacio de pequeños satélites a través de microlanzadores, lo que va a permitir a la empresa que fundaron Raúl Torres y Raúl Verdú definir el lanzador de pequeños satélites, ARION 2, que es en lo que llevan años trabajando desde sus inicios, además de analizar la viabilidad de ubicar en España un puerto espacial.

Hace tres años que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos (NASA) encargó un estudio similar a una empresa externa, y ahora la Agencia Espacial Europea sigue los mismos pasos y confía para ello en PLD Space, que se va a codear con otras compañías de lanzadores institucionales europeos con más de 500 trabajadores, que también han sido seleccionadas dentro de la convocatoria Study on Launch Service Making Use of a Microlauncher.

El equipo de PLD Space, compuesto por 36 trabajadores, y que se trasladó el pasado verano de la sede del Parque Científico de la UMH en el campus de Elche a una nave de Elche Parque Empresarial, dispone de seis meses para elaborar el estudio que cuenta con una financiación de 300.000 euros. Un trabajo que le permitirá validar su propio modelo de negocio completo.

Además de estudiar el lanzamiento de pequeños satélites al espacio, PLD Space podrá determinar técnica y económicamente un nuevo puerto espacial europeo para el lanzamiento de pequeños satélites a órbitas polares y sincrónicas al sol. Los fundadores de PLD Space insisten en que España podría ser el emplazamiento de este nuevo puerto espacial, lo que repercutiría muy beneficiosamente con la creación, en su entorno más próximo, de una importante industria tecnológica auxiliar, que podría abastecerlo a la vez que generar riqueza y conocimiento.

Conseguir que el puerto espacial se cree en España es uno de los objetivos de PLD Space, ya que, como explicó su CEI y co-fundador, Raúl Torres, «los clientes vienen a vernos atraídos por la tecnología, pero cuando llegan les encanta el clima y el entorno, y se sienten cómodos, por lo que puede ser un revulsivo para la economía, al crear un nuevo flujo de visitantes, como el que recibe Cabo Cañaveral».

Si este objetivo se consigue, España pasaría a ser el décimo país del mundo con capacidad de acceso al espacio de manera independiente. No obstante, en el estudio, PLD Space también va a valorar las posibilidades de Portugal (Islas Azores), la isla de Andoya en Noruega, Kourou en la Guayana Francesa o un emplazamiento en Reino Unido.

Junto a PLD Space va a trabajar la empresa española GMV, que tiene la misión de apoyar a la firma ilicitana en el análisis de la misión y cálculo de trayectoria del lanzador AIRON 2 desde los diferentes puertos que han propuesto a la empresa del Parque Científico de la UMH.

Otro de los cometidos de GMV es definir, dentro del proyecto Microlander, las necesidades de ARION 2, desde el punto de vista del subsistema de aviónica, guiado, navegación y control, así como las necesidades de recuperación de la tecnología de lanzadores.

Los fundadores de PLD Space destacaron que, cuando ARION 2 entre en servicio en 2021, según la planificación con la que cuentan en la actualidad, la empresa ilicitana se convertirá en una de los principales lanzadoras a nivel mundial. En este sentido, formará parte de un reducido club, junto a otras dos firmas americanas, que será el encargado de atender las necesidades del mercado para el lanzamiento de pequeños satélites, que se cuantifica en más de siete millones de dólares para el año 2020.

Ahí está la clave de la puesta en marcha de PLD Space: atender las necesidades de empresas que necesitan lanzar al espacio pequeños satélites en cohetes reutilizables, pero asumiendo costes más económicos y con más flexibilidad que en la actualidad, cuando tienen que esperar al lanzamiento de grandes cohetes.

Dicho de otro modo, el interés de los clientes potenciales de PLD Space, que ha hecho que la empresa no deje de crecer durante la última década, reside en contar con una plataforma desde la que lanzar cohetes de dimensiones menores que los que se lanzan en la actualidad, como si de taxis al espacio se tratase. Y en esto es en los que va a seguir trabajando la firma de Raúl Torres y Raúl Verdú durante los próximos meses con la elaboración del estudio que les ha encargado la Agencia Espacial Europea.

Este nuevo impulso llega justo un año después de que la Agencia Espacial Europea aprobase el proyecto de PLD Space Liquid Propulsion Stage Recovery (LPSR) para la recuperación y reutilización de un lanzador europeo.

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *