La 'joya de la corona' no desfallece

El Parque Empresarial ilicitano es la ‘joya de la corona’ de la economía local. Con 570 empresas, casi 2,7 millones de metros cuadrados desarrollados y cerca de 10.000 trabajadores, se ha convertido en el mejor escaparate del espíritu emprendedor y del potencial económico ilicitanos. También en un foco de atracción de numerosas empresas españolas y extranjeras, que han contribuido a la diversificación de las actividades de este enclave ubicado en las pedanías de Torrellano y Saladas. Su diseño urbanístico y modelo de gestión se han convertido, además, en referentes dentro y fuera del país.

Esta área de cerca de 2,7 millones de metros cuadrados, cuya ampliación en otros 500.000 ha anunciado el gobierno local, ha cambiado mucho desde que el Ayuntamiento presidido por el socialista Manuel Rodríguez Macià pusiera en marcha en 1993 la primera fase, para lo cual se creó la empresa municipal Pimesa. Sus sucesores, Diego Macià -especialmente- y Alejandro Soler desarrollaron las etapas posteriores.

De unos inicios marcados por la presencia mayoritaria del calzado e industrias conexas, se ha pasado a un amplio abanico de más de cien sectores de actividad. La actividad zapatera está representada en la actualidad por 182 de las 570 empresas instaladas, frente a las 161 de servicios y 232 de otras actividades.

El parque cuenta con un hospital privado, un hotel, una farmacia, una escuela infantil, centros deportivos, asociaciones sectoriales, bancos, talleres de automoción, restaurantes, tiendas (agrupadas en una Ruta Outlet), asesorías técnicas, despachos profesionales, compañías de comunicación y marketing, TIC, logística, construcción, etc. Una diversidad que llevó hace unos años a sustituir la palabra Industrial de su denominación original por la de Empresarial, que refleja mejor la realidad del parque ilicitano.

Una zona que cuenta entre sus mayores empresas a Tempe, Grupo Soledad, Panama Jack, MTNG-Mustang, Gioseppo, Pikolinos, Wonders, Grupo Idex, Trixie, Mondraker, Grupo GP, Caster, Embarcadero Technologic y Clave Informática, entre otras.

«Otro de nuestros activos es la gran calidad de las infraestructuras y la imagen que se refleja al exterior», destaca Joaquín Pérez Vázquez, vicepresidente del Grupo Soledad y presidente de la Entidad Urbanística de Conservación (EUC) Elche Parque Empresarial, que agrupa a los propietarios de parcelas de la zona.

Además, el presidente destaca otros aspectos diferenciadores de esta zona. «Año tras año mejoramos la seguridad, gracias a la colaboración entre empresarios, cuerpos de seguridad, trabajadores y guardias del servicio privado». Sin olvidar la proliferación de zonas ajardinadas y la «excelente red viaria para el transporte por carretera, la cercanía al aeropuerto internacional y las conexiones a través del ferrocarril y el puerto», añade.

«Como empresario es un lujo estar aquí», afirma Joaquín Pérez, expresando el sentir generalizado entre las empresas del parque. «En cualquier polígono industrial el terreno ha perdido valor en los últimos años, mientas que aquí se ha mantenido, como fruto del esfuerzo de todos los empresarios para mantener la jardinería, la seguridad y ofrecer servicios punteros a las empresas que se instalan».

Añade el presidente que en otras zonas industriales de la provincia o la Comunidad «se ha producido un descenso de la actividad, cosa que nosotros no hemos padecido, más bien al contrario, está creciendo en los últimos tiempos». Esa situación se ha traducido en los polígonos afectados en «cierres de empresas y el abandono de algunas instalaciones, lo que en muchos casos ha originado degradación, saqueos de naves y problemas de seguridad».

Una situación que, «afortunadamente, no se ha vivido en ninguna zona industrial de Elche», destaca Joaquín Pérez. En el Parque Empresarial «hay una implicación de todos, empresas, propietarios, trabajadores y Ayuntamiento para mantener el nivel que hemos alcanzado». Pérez añade, orgulloso: «No hay ninguna otra zona industrial en toda la Comunidad Valenciana como esta. Es un referente no solo a nivel nacional, sino también europeo. Vienen muchos clientes de todo el mundo y se quedan maravillados al ver nuestro parque».

Raquel Rosique, directora de gestión de la EUC, destaca que «al contrario de lo que sucede en otras áreas industriales, aquí tenemos una normativa urbanística específica que marca el tipo de edificación en cada zona, y eso ha sido un acierto».

El futuro del Parque Empresarial pasa por «la ocupación del 100% del suelo y las naves existentes, que debe ir acompañado por la mejoras en infraestructuras y servicio», según señala el presidente. El objetivo es «mantener el nivel de excelencia y seguir trabajando por el bienestar de empresas y trabajadores», apostilla.

La joya de la corona no desfallece

Diario La Verdad

 

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *