La ilicitana Krystaline comercializará su impermeabilizante de hormigón en Canadá

La empresa Krystaline, ubicada en el Parque Empresrial de Elche, ha sacado al mercado un novedoso aditivo para impermeabilizar el hormigón, que en breve comercializará en Canadá. A ello, se añade una nueva línea de investigación con grafeno y el tratamiento con láser, que en caso de prosperar, puede suponer un auténtico vuelco a los sistemas de construcción tradicionales.

Su desarrollo en I+D+i puede revolucionar el mundo de la construcción porque este aditivo, aparte de proporcionar una impermeabilización total y permanente, aumenta la durabilidad del hormigón, minimiza la retracción, auto-regenera las grietas y mejora la resistencia a ataques químicos.

La idea de ponerse en marcha surgió hace tres años de los emprendedores Jorge Company, gerente de la mercantil (Alcoy); José Luis Campello, director técnico (Elche); Raúl Pérez, director de producción y logística (Elche) y Joaquín Martínez, director de marketing (Alicante). También han sabido rodearse de los mejores profesionales externos, colaboradores de diferentes universidades.

Es a partir de mediados de 2016 cuando se ponen manos a la obra, abriendo una nave en Torrellano y empezando la exportación a países como Perú, México, Colombia, Noruega…y con muy buenas expectativas de cara a aumentar su volumen de negocio. Ahora, se suma Canadá a su lista de países donde exportan este producto.

Mercado en los países lluviosos

La empresa ha encontrado mercado en la reapación de los desperfectos que causa al hormigón las filtraciones de agua y la humedad. Con esta nueva técnica, apenas desarrollada en todo el mundo por tres empresas pero con un producto de menor calidad, se logra reparar las estructuras, sellar cualquier filtración de agua y alargar la vida de las edificaciones (hasta un 40% más resistente a la comprensión, dependiendo del diseño del hormigón).

Todos los demás aditivos de impermeabilización del mercado básicamente son una evolución de una idea desarrollada en los años 40. Basados en la tecnología de densificación, reaccionan químicamente con la cal libre del hormigón aumentando la densidad de la misma. La tecnología Krystaline es completamente diferente. Estos aditivos no contienen densificadores -en su lugar se potencia las habilidades naturales del hormigón- y se crea una nueva clase de material de construcción.

Diario Alicante Plaza

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *