El parque empresarial de Elche marca el futuro

Este año 2016 se cumple el 25 aniversario del desarrollo del primer plan parcial de Elche Parque Empresarial, una iniciativa promovida por el Ayuntamiento de Elche a través de la empresa municipal PIMESA, que ha roto con los esquemas tradicionales del polígono industrial y ha supuesto configurar un asentamiento industrial de alta calidad urbanística, bien comunicado, con viales amplios y nítidamente ordenados, con espacios públicos y numerosas zonas verdes y ajardinadas, que lo han convertido en uno de los espacios industriales más funcionales y vanguardistas del Arco Mediterráneo Europeo.

El pasado lunes se expusieron, en un acto impulsado por la Entidad de Conservación del Parque, los datos de un estudio coordinado por los profesores de Empresa del CEU María Teresa Pastor, Ana Isabel Mateos y Javier Grau sobre el impacto económico del Parque Empresarial. Los datos ofrecidos son contundentes. En 1996 contaba con 200.000 metros cuadrados de superficie y en la actualidad supera los 2.700.000 metros cuadrados. Están asentadas 667 empresas, de las que el 67% se dedican a la industria manufacturera. La inversión municipal ha sido de 90 millones de euros y la inducida (terrenos, maquinaria, instalaciones técnicas y naves) llega a los 797 millones de euros. Y, desde el punto de vista del empleo, genera el 11% del empleo total de la ciudad y da trabajo a cerca de 12.000 personas.

El éxito del Parque Empresarial es sin duda producto de la cooperación pública y privada. Es un excelente ejemplo de los buenos resultados que da a la sociedad el trabajo conjunto y la sintonía en los objetivos entre los empresarios y la Administración local. Considero que este enclave ha llegado a ser lo que es no solo por su configuración urbanística, sino también por la confianza empresarial en la iniciativa municipal, por la apuesta en un espacio innovador y de calidad, pero sobre todo porque las empresas han concebido la ubicación como una ventaja competitiva y han considerado que un emplazamiento de alta calidad aporta valor al producto y a la marca.

Sin duda, otra de las claves ha sido el modelo de gestión de suelo impulsado por PIMESA, en el que hay que destacar su carácter público, que abarca desde el diseño urbanístico hasta la comercialización de las parcelas. Siendo muy importante también la política de fijación de precios, sometidos éstos a un criterio mixto de rentabilidad económica e interés público. Del mismo modo que, la introducción de condiciones contractuales tendentes a evitar la retención especulativa de las parcelas, han sido determinantes en la efectiva implantación de actividades económicas.

La suma de todo ello ha posibilitado que el Parque Empresarial se haya convertido en un auténtico motor de desarrollo económico, capaz de canalizar el dinamismo de los empresarios y de generar una fuerte atracción de inversiones empresariales procedentes de otros lugares de España y de la provincia. El Parque es un gran polo de atracción de inversión, básico para la economía del municipio y de la provincia, que ha permitido diversificar la economía local, mejorar la capacidad competitiva de nuestras empresas, impulsar con fuerza la creación de empleo, forjar una imagen de excelencia y consolidar el liderazgo de Elche como ciudad industrial y de negocios. El poder de atracción se constata con dos datos del estudio: cuatro de cada diez empresas asentadas en el Parque son de fuera de la provincia y en torno al 45% de los cerca de 12.000 empleados, acude a trabajar diariamente al Parque desde fuera de Elche.

Conscientes de este impacto socio-económico, hemos decidido dar un fuerte impulso al Parque con la ampliación en 600.000 metros cuadrados, que ya se está tramitando por vía de urgencia y que cuenta con el total apoyo del Consell, como puso de manifiesto el presidente, Ximo Puig, en el propio acto de la presentación del citado estudio. Con la misma finalidad, considero que el nuevo Plan General deberá dar respuesta, entre otros retos, la necesidad de planificar la reserva de suelo para las actividades industriales y económicas que se generen en los próximo 20 o 25 años.

En directa relación con todo ello y con el fin de consolidar este liderazgo industrial y territorial de Elche, Generalitat, Ayuntamiento y empresarios, debemos forjar una alianza encaminada a conseguir niveles de inversión pública del Estado, que se concreten en infraestructuras como el Corredor Mediterráneo, el AVE Madrid-Elche, la duplicación y electrificación de la línea de cercanías Alicante-Elche-Murcia, la conexión del Aeropuerto con la red ferroviaria, la autovía de acceso al mismo, así como, el tercer carril de la autovía A-31 hasta Villena y el tercer carril de la A-7 entre Murcia y Elche, entre otras, todas ellas básicas para mejorar las conexiones de nuestra ciudad con nuestro entorno y con el resto de España, como forma de favorecer la mejora de la competitividad de nuestro tejido empresarial.

En conclusión, el desarrollo de suelo industrial de alta calidad desde el ámbito municipal es una excelente iniciativa que ha impulsado el crecimiento económico y del empleo en la ciudad en las dos últimas décadas y debe continuar siéndolo en el futuro, con el fin de avanzar en la diversificación de nuestra economía y, al tiempo, propiciar el desarrollo de un nuevo modelo productivo vinculado a la alta tecnología y a los sectores emergentes. Todo ello, en aras a favorecer la creación de empleo de calidad, la mejora de las condiciones laborales y económicas de los trabajadores de nuestra ciudad y, en definitiva, como medio para propiciar un mayor nivel de calidad de vida de los ilicitanos e ilicitanas, objetivo último de nuestro gobierno.

Diario Información

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *