El calor abre la puerta al espionaje

Una empresa ilicitana asegura que ha remitido recientemente una carta a la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal), así como a la Entidad Urbanística de Conservación de Elche Parque Empresarial, para ponerles  en sobreaviso de una practica que, a juicio de la mercantil denunciante, es, cuanto menos, grave. La firma Calmoda, vinculada a la empresa Maria Jaen, se ha visto obligada a dar publicidad por “interés general” de unos determinados comportamientos que, asegura, haber sufrido en sus propias instalaciones y sede social. En concreto, la compañía ha detectado que hay detectives que se cuelan en las naves por las copias de modelos. En su caso, parece ser que el supuesto “infiltrado” accedió, ni mas ni menos, que para ver si la que copiaba era la empresa ilicitana.

Diario Información

Noticia completa: El calor abre la puerta al espionaje

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *