Archivo Categoría: Monograficos Empresa

La ilicitana Cuplé se acercó a los 30 millones de facturación en 2017 y aumentará su presencia internacional

Recién entrados en abril, las compañías ya van centrando sus objetivos anuales y de futuro una vez cerrado el ejercicio de 2017. Es el caso también de Cuplé, firma ilicitana de calzado, ropa y complementos de mujer fundada en 1987 y ubicada en Elche Parque Empresarial. En el pasado curso cerró con una facturación que se acercó a los 30 millones de euros, una cantidad importante con la que planea penetrar en nuevos mercados internacionales así como abrir nuevos puntos de venta.

De hecho, su idea es abrir una veintena de nuevas tiendas fuera de España gracias al óptimo resultado obtenido el año pasado. Entre ellas, estaría por ejemplo la de Londres, que sería el primer establecimiento de la empresa ilicitana en el Reino Unido y que se uniría a otras capitales internacionales como París o Mexico DF. No será este el único país que tiene en mente abordar Cuplé, también figuran otros como reforzar Holanda —donde sumará a las tiendas en Venlo y Maastricht la incorporación de una en Ámsterdam—, además de abordar Estados Unidos y Ecuador, nuevos países en los que aún no está implantada.

Actualmente, fuera de las fronteras nacionales, Cuplé está presente en doce países entre los que está Austria, Francia, Alemania, Hungría, Eslovenia, Qatar, México o Guatemala. A este respecto, en América Latina también entrará en Colombia, colaborando con un aliado en el terreno. En lo que respecta a España, la compañía de Elche sigue implantándose por todo el territorio nacional, en ciudades como Granada, Albacete, El Ejido o Málaga, además de la previsión de hacer lo propio en capitales como Madrid y Valencia. Por el momento, cuenta con una cincuentena de tiendas en todo el país, donde tiene presencia en 32 provincias.

Cuplé fue fundada por Toñi Pastor, directora general, que en este mismo 2018 abandonó su cargo de directora creativa que también ostentaba, dejando paso a su hijo Paco Sánchez. Fue revocada como apoderada por Cuple’s Cadena, la sociedad anónima que se encarga del negocio de tiendas propias de la compañía, lo que ha pasado ahora a manos de su hijo. En la empresa trabajan más de 300 personas y el grupo está controlado por la sociedad Selconet que gestiona Sánchez. La marca vende a través de tiendas propias y franquicias desde 1995 en España y países de Europa, México y Oriente Medio así como a través de su plataforma online. De hecho, en el 30 aniversario de la marca, que se cumple en este año, están llevando a cabo una promoción para nuevas franquicias interesadas que se sumen a las 120 tiendas que tienen por todo el mundo.

alicanteplaza.es

Instalan una planta piloto en Elche para convertir residuos cárnicos en biocombustible

La empresa Greene Waste to Energy (Greene) ha puesto en marcha en sus instalaciones de Elche una planta de valorización de residuos procedentes de la industria de la alimentación cárnica que permite transformarlos en biocombustible. La tecnología que se emplea está basada en la pirolisis, un sistema de degradación térmica que permite obtener de los residuos distintos subproductos, como aceites de alto valor añadido, para ser usados como combustibles e, incluso, en la industria cosmética y farmacéutica.

Esta instalación, en la que Greene ha invertido 400.000 euros, se encuentra en fase de pruebas y forma parte del proyecto PILOT-ABP, cofinanciado por la Unión Europea, en el que la empresa con sede en Elche colabora junto la Universidad de Alicante, además de otras compañías y centros de referencia de España, Italia y Dinamarca. A través de esta planta de valorización se pretende desarrollar una tecnología dirigida a la industria que genera residuo peligroso de origen orgánico, como es la industria de la alimentación, y mejorar la rentabilidad del proceso de degradación actual en más de un 20%.

Este nuevo procedimiento de tratamiento de residuos instalado en Greene no solo permitirá mejores rendimientos económicos a las empresas del sector en el tratamiento de sus residuos, sino que también disminuirá el impacto ambiental del proceso y la mejora energética en su procesado.

Durante los próximos meses, los técnicos de Greene realizarán distintas pruebas con el objetivo de obtener un bioaceite que se pueda rentabilizar como combustible o bien como subproducto de valor en el mercado, en el sector de la cosmética o de la alimentación. Además, como productos secundarios del proceso se obtendrá un residuo carbonoso que puede ser recuperado para la generación de energía y una fase líquida que podría ser utilizada como fertilizante.

Las pruebas que se están realizando se basan en el estudio de las condiciones de temperatura y presión que son necesarias para que el residuo cárnico se destruya, la velocidad del procesado, el estudio de la rentabilidad del proceso, etc. El responsable del proyecto en Greene, Enrique Aráez Briegas, indica que “el objetivo es tratar los residuos de mataderos e industrias cárnicas de la forma más sostenible posible. Para ello, los desechos son sometidos a una degradación térmica mediante tecnología novedosa, gracias a la que se pueden obtener distintos subproductos, como aceites de alto valor añadido o materiales que pueden ser recuperados para generar energía a través de sistemas de gasificación”.

Greene nació en el año 2011 fruto de la iniciativa de cuatro químicos emprendedores de Elche y, en la actualidad, cuenta con 20 empleados y el respaldo de un inversor privado de la Comunidad Valenciana. La empresa ofrece al mercado una tecnología madura, eficiente, a costes de inversión muy competitivos y que da respuesta a las necesidades de ayuntamientos, gestores de residuos, explotaciones agrícolas y otras industrias con consumos energéticos (calor y electricidad) elevados que quieren reducir la dependencia del petróleo y sus derivados.

Diario Información

Noticias en otros medios:

Greene pone en marcha una planta que convierte residuos cárnicos en biocombustible. Alicante Plaza