Daily Archives: 23 October, 2017

Pimesa capta una inversión privada de 74 millones en nueve parcelas de Elche Parque Empresarial

Mientras que el Consistorio y el empresariado de la ciudad esperan que se lleve a término la ampliación de Elche Parque Empresarial y la llegada de TEMPE, Promociones e Iniciativas Municipales de Elche, Pimesa, sigue funcionando como un ente de gestión directa con empresas interesadas en instalarse en la ciudad. En ese sentido, como polo de atracción de las mismas, desde 2015 las principales gestiones han sido la venta de nueve parcelas en el Parque Empresarial por valor de 74,1 millones de euros —algo que anunció el alcalde Carlos González en el pasado debate del estado de la ciudad—, lo que se ha traducido en 326 nuevos empleos y en una venta de más de 35.000 metros cuadrados de superficie.

Una tarea en la que se está trabajando actualmente, firmando nuevas escrituras que se darán a conocer en poco tiempo. Dos de esas esas parcelas se dedican a la distribución, una lo hace de forma integral con productos de alimentación para el suministro a la restauración, con una inversión de dos millones de euros y doce puestos de empleo, mientras que otra se encarga de la distribución de maquinarias de café, vending, bebidas y snacks, con una inversión de 1,8 millones de euros y con 35 puestos de empleo creados. Ambas con parcelas superiores a los 2.500 metros cuadrados. Algo mayor es la superficie de una mercantil de alquiler de vehículos industriales sin conductor, que creará 25 puestos de empleo en una parcela de más de 5.600 metros cuadrados y con 3,5 millones de inversión.

Sin embargo, el mayor terreno será la de una empresa dedicada a la comercialización y transformación de productos alimentarios, de 11.800 metros cuadrados y con una inversión de 10,6 millones de euros que redunda en 70 puestos de empleo. El resto de las parcelas vendidas están dedicadas al sector del calzado, aunque varía bastante tanto la rama como el impacto que tendrá a nivel de inversión y empleo. Mientras que una de ellas prevé crear cuatro puestos de trabajo con un desembolso de 1,2 millones de euros en una parcela de 1.600 metros cuadrados dedicándose a la comercialización de calzado, hay otra que también se dedicará a la fabricación, ocupando una parcela de poco más de mil metros cuadrados, con 25 puestos de empleo y una inversión de 600.000 euros.

Por último, los dos últimos suelos conseguidos están reservados para dos empresas que se dedican a la fabricación, distribución y comercialización de calzado, pero mientras que una se ubicará en una parcela de más de 6.000 metros cuadrados, con una inversión de 3,3 millones y un empleo previsto para 5 personas, la otra hará la propio en una superficie de 2.600 metros cuadrados, con una poderosa inversión de algo más de 50 millones de euros y un empleo previsto de 150 puestos de trabajo.

Por otra parte, durante este periodo no sólo se ha captado inversión privada en parcelas industriales, también se han vendido y alquilado 13 oficinas propiedad de Pimesa en el Edificio Bulevar Parque, con una inversión total de 954.700 euros que ha redundado en 103 puestos de empleo. Las oficinas están dedicadas ahora a varias actividades, como servicios informáticos, gestión de franquicias o jardinería, entre otras.

Un futuro con mayor peso industrial y tecnológico

Actualmente, en el Parque Empresarial hay instaladas 675 compañías, con más de 11.000 trabajadores, en su mayoría captadas por Pimesa desde el año 1993. Respecto a la ampliación del mismo, que afectará aproximadamente a 625.000 metros cuadrados adicionales, busca proveer de una oferta versátil de parcelas aptas para la implantación de grandes empresas, con diferentes formatos y superficies con el objetivo de establecer sinergias desde la perspectiva del inversor empresarial como desde la perspectiva de la sostenibilidad económica municipal, uno de los retos que además están ahora en liza con los fondos EDUSI y con la propuesta de Elx Capital Verda Europea 2030.

A finales de este mismo mes está prevista la finalización de la documentación técnica necesaria para el Estudio Ambiental y Territorial Estratégico (EATE) y la versión inicial de la Modificación Puntual de Planeamiento, para continuar con su tramitación urbanística. Pero además, no sólo se está trabajando en este sentido, también con la construcción de Elche Campus Tecnológico del que ya se ha aprobado la licitación de los servicios de asistencia técnica de redacción y dirección de los dos primeros edificios. Empezará a construirse el año que viene y se aspira a que en esos 43.000 metros cuadrados, aproximadamente, se implanten entre 100 y 150 empresas de base tecnológica.

alicanteplaza.com

“Necesitamos más representatividad para conseguir las infraestructuras que aseguren nuestro futuro”

Vicente Ballester y su socio Joaquín Garrido llevan más de tres décadas navegando juntos en las turbulentas y cambiantes aguas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC’s). Su “flechazo” por el mismo proyecto empresarial y su capacidad de adaptación permanente les ha permitido buscar siempre el viento favorable y construir una empresa con 55 trabajadores y una facturación superior a los 4,5 millones de euros les ha erigido como una de las empresas más relevantes en la Comunitat Valenciana. En un mundo de multinacionales en constante innovación han sabido buscar su espacio con productos propios o siendo partners de firmas punteras como Wolters Kluwer, Sophos o Tableau. Su preocupación por la formación y el talento les mantiene en permanente contacto con la Universidad Miguel Hernández, la Universidad de Alicante, el CEU y las escuelas de negocio Fundesem o Aquora, donde imparten docencia o aportan los programas para que los estudiantes hagan prácticas.

¿Cuál fue la chispa que encendió el proyecto Clave Informática?

Detrás de toda idea de negocio hay unas circunstancias personales que actúan como catalizadores emocionales para una idea de emprendimiento. En 1985, a la vuelta del servicio militar, me encontré en una situación familiar complicada que requería mejorar los ingresos de manera urgente y, en el caso de Joaquín Garrido, su deseo de desarrollo profesional. Emprendimos con apremio y con desconocimiento. Tenía claro que para que una idea pase a convertirse en un proyecto tienes que tener clientes. A nosotros nos surgió la oportunidad con un empresario de la industria conservera que nos pidió una aplicación de contabilidad y de facturación a medida. Desde aquí nos planteamos iniciar el proyecto y buscar más clientes. Pronto descubrimos que estos productos que se programaban específicamente para cada empresa, se podían estandarizar.

Con este planteamiento nos apoyamos en algunas asesorías que se sintieron identificadas con el primer proyecto de contabilidad que desarrollamos y eso nos permitió que prescribieran el producto, lo que nos dio un impulso para lanzar el proyecto.

Nuestros inicios estuvieron llenos de entusiasmo, pero también de dificultades por nuestra escasa capacidad para invertir y por la falta de financiación exterior.

Pero hubo factores que fueron determinantes para la continuidad de nuestro negocio; el más importante, el factor diferenciador, fue que las firmas informáticas estaban concebidas para vender ordenadores y periféricos, porque se trabajaba con márgenes de dos dígitos altos, sin darle importancia a los programas; mientras que nosotros pusimos en valor las aplicaciones de desarrollo propio y los servicios de atención al cliente.

Comprendimos la verdadera dimensión de esta decisión estratégica a principios de los años noventa, cuando los márgenes en la venta de ordenadores se desplomaron por la aparición de los clónicos y la compatibilidad de los PC’s. En ese momento, quienes habían centrado su negocio en la venta de ordenadores sufrieron una profunda crisis que hizo desaparecer a la mayoría de empresas y a nosotros nos permitió consolidar esa estrategia de valor diferenciada.

Articulo completo en alicanteplaza.com