Daily Archives: 26 October, 2015

De cero a dos millones en diez meses

El éxito de un proyecto empresarial en internet puede ser a veces cuestión de suerte, pero la mayoría de las ocasiones es una combinación de inspiración, esfuerzo, conocimientos, cercanía al cliente y servicio, entre otras cosas. Este es el caso de D.Franklin, una marca de artículos de moda ‘total look’ nacida en el seno del grupo empresarial Illice (Break&Walk, Conguitos), aunque de funcionamiento autónomo e independiente, y que en apenas diez meses llevada ya facturados dos millones de euros y espera llegar a seis en 2016.

Una iniciativa puesta en marcha por los hermanos Enrique y Daniel Esquitino, que constituyen la quinta generación familiar en este grupo ilicitano con casi tres décadas de experiencia en el sector del calzado y la moda. El mayor de ellos, Enrique, de 30 años, se incorporó en 2008 a la empresa, pero el proyecto se fraguó con la llegada del menor, de 26, licenciado como su hermano en Administración y Dirección de Empresas.

«Dani tenía la marca D.Franklin y como el grupo estaba ya trabajando ‘online’, nos planteó ponerla en marcha para la venta de artículos de moda joven a través de internet», explica Enrique Esquitino. Tras presentar la idea y recibir el visto bueno, el proyectó se puso en marcha. Daniel explica que «cuando me incorporé tenía diseñadas varias camisetas con el logo de la marca y empezamos a hacer llaveros, pulseras, gafas, sudaderas… En noviembre de 2014 lanzamos la web», dirigida preferentemente a clientes entre 18 y 35 años.

El equipo inicial del proyecto se completó con la incorporación de Antonio Alonso, con experiencia en venta ‘online’ adquirida durante su estancia en Estados Unidos, y Ana Jara, responsable de comunicación. En la actualidad ya son doce las personas que conforman la plantilla.

Aprovechando que se trataba del lanzamiento de una nueva marca, los hermanos Esquitino diseñaron una estrategia de ventas diferente a la que se venía utilizando en el grupo empresarial. Decidieron centrarse en el canal ‘online’ y las redes sociales para posicionarse en el mercado.

Comenzaron invirtiendo en campañas publicitarias ‘online’, obteniendo de manera inmediata un retorno de la inversión, lo que les permitió continuar con nuevas promociones, manteniendo así la marca en la mente del consumidor y motivando las ventas recurrentes.

«Vimos que poco a poco iba creciendo. El primer día de funcionamiento de la web tuvimos un solo pedido, pero enseguida empezaron aumentar», recuerdan. En la actualidad sirven entre 250 y 300 diarios.

Para posicionar la marca entre las miles que pueblan la web con productos similares a los suyos, los responsables de D.Franklin se volcaron en las redes sociales. «Teníamos amigos que se movían en el mundo de los ‘realities’ de televisión, además de bloggers, jugadores de fútbol, DJs… Conseguimos que que se convirtieran en prescriptores y que subieran fotos a Facebook, Instagram, Twitter o Snapchat llevando nuestros productos y así fue como la marca fue adquiriendo relevancia».

Ana Jara destaca que «nuestro público objetivo se mueve mucho por las redes sociales, y de ahí que nos centráramos en esos canales». Una estrategia que ha conducido a que numerosos rostros conocidos a nivel nacional e internacional vistan productos D.Franklin. No solo colaboraciones les vinculan con la marca, sino la imagen y espíritu de la misma les permite inspirarse en sus ‘looks’, que tan mediáticos son en el mundo de la moda y las tendencias. Además, siguiendo con esa filosofía promocional, la marca ofrece descuentos en sus productos a clientes que suban fotos a las redes sociales con artículos de D.Franklin.

Canal tradicional

En tan solo seis meses la marca adquiere tal reconocimiento que los puntos de venta referentes del sector comienzan a interesarse por ella y a pedir sus artículos para venderlos en tiendas físicas. A día de hoy, D.Franklin está presente en más de 200 puntos de venta en España. «Hemos hecho el camino a la inversa. Partimos de la venta ‘online’ y ahora hemos entrado en el circuito tradicional de tiendas físicas», señalan los responsables.

D.Franklin apuesta ahora por una estrategia de internacionalización. La incorporación del calzado a sus productos ha permitido a la marca asistir a las ferias de Micam en Milán o Momad en Madrid. Ya venden a Portugal, Italia y Francia y el objetivo para 2016 es entrar en otros países de la UE (Alemania, Reino Unido) y «cruzar el charco» para entrar en Estados Unidos y Australia, además de Latinoamérica (Brasil, Perú, Chile, México).

La estrategia en estos países es la misma: «Buscar gente famosa de distintos ámbitos que vista nuestros productos y suba fotos a las redes sociales», añaden los responsables de la marca. Además, la firma quiere ampliar en 2016 la presencia en tiendas para alcanzar los 1.500 establecimientos. Sus previsiones de facturación para el próximo ejercicio superan los seis millones de euros.

Diario La Verdad